sábado, 8 de abril de 2017

Crean un medicamento genético que hace efectiva la vacuna contra el cáncer


VALENCIA.- Investigadores de la Facultad de Medicina de la  Universitat de València y del hospital La Fe, en España, han desarrollado un medicamento genético que hace efectiva la vacuna contra el cáncer y que  en un año podría estar listo para probarse en humanos si se contara con  la financiación necesaria.
 
El  catedrático de Farmacología de la UV y farmacólogo clínico de La Fe  Salvador Aliño, encabeza el grupo de investigación que trabaja en  el desarrollo de este medicamento, que ha demostrado su eficacia contra  el melanoma en animales y que podría aplicarse a cualquier tipo de cáncer.
 
Hasta el momento se ha logrado que las vacunas sean  eficaces de forma preventiva, es decir, si se aplican previamente a la  implantación del tumor éste no se desarrolla, pero ese sistema   implicaría vacunar a toda la población de todos los tipos de cáncer,  algo que para Aliño no es asumible para nadie.
 
Sin embargo,  añade que si se aplican una vez el cáncer está implantado la vacuna no  es efectiva, debido a que cuando se desarrolla un tumor el organismo  genera "cierto grado de tolerancia" al mismo que las vacunas no son capaces de anular.
 
Por ello, los investigadores valencianos,  entre los que se encuentran, además de Aliño, María José Herrero, Antonio Miguel y Luis Sendra, han trabajado en el desarrollo de un  medicamento genético (con células modificadas genéticamente) que permita  "silenciar" los genes responsables de esa "tolerancia" al tumor, para después aplicar la vacuna.
 
Con el sistema desarrollado, publicado en la revista "OncoTargets and Therapy" y que ha demostrado su  eficacia en ratones, el organismo recupera la actividad antitumoral y  neutraliza las células infectadas, con lo que el cáncer se cura.
 
Según  explica Aliño, el bloqueo de la molécula CTLA4 (una de las responsables  de esa tolerancia al tumor) usando anticuerpos dirigidos contra  proteínas en la superficie de la célula, ha mostrado una respuesta  antitumoral eficaz, pero existe otra molécula, la Foxp3, ubicada en el  interior de la célula, que también es responsable de esa "tolerancia".
 
Por  esta razón, el objetivo de este equipo investigador era evaluar si  combinar la vacunación terapéutica con el silenciamiento de los genes que codifican estas moléculas de ubicación tanto extra como intracelular  mejoraba la respuesta antitumoral, algo que han demostrado, de momento,  en animales.
 
Este trabajo, aseguran, ha demostrado que la  vacuna de células tumorales, combinada con el silenciamiento de genes  Foxp3 o CTLA4, puede aumentar la eficacia de la vacunación antitumoral  terapéutica. El siguiente paso sería lograr los mismos resultados con genes humanos en laboratorio, pero el problema, según relata Aliño, es que "no hay financiación para desarrollar el medicamento de silenciamiento en genes humanos".
Este farmacólogo calcula que el medicamento podría estar terminado en un año si se tuviera la financiación necesaria, que estima en unos 50.000 euros, correspondientes al trabajo de una persona durante todo un año, pero lamenta las dificultades que tienen los investigadores para lograr fondos.
A partir de ahí, quedaría obtener la autorización de la Agencia del Medicamento para hacer los ensayos clínicos en pacientes y poder poner en el mercado una terapia efectiva contra al cáncer, una de las enfermedades que más muertes causa tanto en hombres como en mujeres, y que se prevé que afecte a una de cada tres mujeres y uno de cada dos hombres.
Salvador Aliño defiende que las vacunas contra el cáncer son "una alternativa muy atractiva" pues su potencial terapéutico es "muy elevado" y tienen un riesgo "muy bajo", y recuerda que en su desarrollo han contribuido muchos investigadores desde antes de 1990.
No obstante, añade, ha sido en la última década cuando se han logrado "éxitos relevantes", primero con las vacunas preventivas utilizando células tumorales modificadas genéticamente, y más recientemente, combinado esta terapia con el silenciamiento de genes implicados en la tolerancia al tumor.

viernes, 24 de marzo de 2017

Un estudio desvela por qué los tumores cancerígenos también afectan a personas con hábitos de vida saludables

BALTIMORE.- Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore (Estados Unidos) ha demostrado que la mayoría de las mutaciones del cáncer se deben a errores aleatorios que suceden de forma espontánea en las células sanas durante la replicación del ADN.

A esta conclusión, publicada en la revista 'Science' y recogida por la plataforma Sinc, han llegado tras analizar la secuenciación del genoma y los datos epidemiológicos de 32 tipos de cáncer en 4.800 millones de personas. El análisis se ha basado en un nuevo modelo matemático basado en secuenciación de ADN y datos epidemiológicos de todo el mundo.
"Es bien sabido que debemos evitar factores ambientales como fumar para disminuir nuestro riesgo de cáncer, pero cada vez que una célula normal divide y copia su ADN para producir dos nuevas células, se producen múltiples errores", han explicado los expertos, para asegurar que estos errores son una fuente de mutaciones que históricamente han sido científicamente infravalorada.
En este sentido, los científicos han hallado que generalmente se necesitan dos o más mutaciones críticas para que el cáncer ocurra. En una persona, estas mutaciones pueden deberse a errores aleatorios de copiado del ADN, al medio ambiente o a genes heredados.
Así, han demostrado que cuando se suman las mutaciones críticas en los cánceres pancreáticos, el 77 por ciento de ellos se debe a errores aleatorios de copiado del ADN, 18 por ciento a factores ambientales como el tabaquismo, y el 5 por ciento restante a la herencia. 
En otros tipos de cáncer, como los de la próstata, el cerebro o el hueso, más del 95 por ciento de las mutaciones se deben a errores de copiado aleatorios.
No obstante, en el cáncer de pulmón presenta el 65 por ciento de todas las mutaciones son debidas a factores ambientales, especialmente por el hecho de fumar, si bien el 35 por ciento se debe a errores de copiado del ADN.
Ahora bien, de forma general, en los 32 tipos de cáncer estudiados los investigadores estiman que el 66 por ciento de las mutaciones son provocadas por errores de copiado, el 29 por ciento se pueden atribuir al estilo de vida o factores ambientales y el 5 por ciento restante, a la herencia.
"Muchas personas desarrollan cáncer debido a estos errores aleatorios de copiado del ADN. Por ello, se necesitan urgentemente mejores métodos para detectar todos los cánceres antes, cuando todavía son curables. Necesitamos seguir alentando a la sociedad para que evite tanto los agentes ambientales como los estilos de vida que aumentan su riesgo de desarrollar mutaciones en el cáncer", han recalcado.
Finalmente, los autores han comentado que sus conclusiones están de acuerdo con estudios epidemiológicos que demuestran que aproximadamente el 40 por ciento de los cánceres se pueden prevenir evitando entornos poco saludables y estilos de vida. 
"Los esfuerzos actuales y futuros para reducir los factores de riesgo ambiental conocidos tendrán impactos importantes en la incidencia de cáncer. Pero estos cánceres se producirán sin importar cómo de perfecto sea el ambiente", han zanjado.

martes, 7 de marzo de 2017

Un simple análisis de sangre para localizar dónde crecen los tumores

MADRID.- Hasta ahora, los análisis de sangre puede detectar el cáncer al identificar el ADN liberado por las células tumorales que mueren. Sin embargo, no indican dónde reside el tumor.

Una nueva prueba desarrollada por bioingenieros de la Universidad de California en San Diego (EE UU) ayuda a localizar en qué parte del cuerpo está creciendo el tumor.  Se trata de un análisis de sangre que detecta el cáncer de manera precoz sin necesidad de técnicas invasivas. Los resultados se publican hoy en la revista 'Nature Genetics'.
Cuando un tumor comienza a extenderse por una parte del cuerpo compite con las células normales por los nutrientes y el espacio, matándolas en el proceso. El ADN de estas células moribundas acaba en el torrente sanguíneo y se pueden usar para descubrir el tejido afectado.
Los investigadores descubrieron una nueva pista en la sangre que podía ayudar a detectar las células tumorales e identificar dónde se están desarrollando. El método de la universidad estadounidense encontró una firma de ADN concreta: los haplotipos de metilación CpG dentro de las moléculas de ADN.
"Hicimos el descubrimiento por accidente. Buscábamos células cancerígenas para averiguar su origen, pero vimos también señales de otras células. Nos dimos cuenda de que si integrábamos los dos conjuntos de señales podíamos determinar la presencia o ausencia del tumor y dónde estaba creciendo", explica Kun Zhang, profesor en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de California San Diego, y autor principal del trabajo.
Para poner en práctica el método, los investigadores crearon una base de datos con todos los patrones de metilación CpG de tejidos como el hígado, intestino, colon, pulmones, cerebro, riñón, bazo páncreas o sangre.
El grupo también analizó muestras tumorales y de la sangre de pacientes enfermos del Centro de Cáncer Moores de la Universidad de California en San Diego, para tener identificados una serie de marcadores genéticos específicos de la enfermedad.
Analizaron las muestras de sangre de individuos con y sin tumores buscando señales de los marcadores cancerígenos y de los patrones de metilación de los tejidos. La prueba funciona como un proceso de autenticación dual. Se necesita la combinación de ambas señales para obtener una respuesta positiva.
Aun así, el equipo es cauto. "Esto no es más que una prueba de concepto. Necesitamos trabajar con oncólogos para optimizar y refinar el método antes de llevarlo a la fase del ensayo clínico", advierte Zhang.
Las pruebas de sangre para el cáncer funcionan seleccionando el ADN liberado por las células tumorales que mueren y estas pruebas son prometedoras para detectar rastros de ADN tumoral en la sangre de pacientes con cáncer, pero los resultados no indican dónde reside el tumor. "Conocer la localización del tumor es crítico para una detección temprana eficaz", ha afirmado el autor principal del estudio, Kun Zhang, profesor en la Escuela de Ingeniería de UC San Diego.
En tal estudio, Zhang y su equipo descubrieron una nueva pista en la sangre que podría revelar la presencia de células tumorales e identificar dónde están. Cuando un tumor comienza a formarse en una parte del cuerpo, compite con las células normales por los alimentos y el espacio, matándolas en el proceso, de forma que a medida que las células normales mueren, liberan su ADN en el torrente sanguíneo y ese ADN podría indicar el tejido afectado.
El método muestra una huella de ADN específica llamada haplotipos de metilación de CpG, que son la adición de grupos metilo a múltiples secuencias CG adyacentes en una molécula de ADN. Cada tejido en el cuerpo puede identificarse por su firma única de haplotipos de metilación.
"Hicimos este descubrimiento por accidente. Al principio, estábamos tomando un enfoque convencional y sólo buscando señales de células de cáncer y tratando de averiguar de dónde venían. También estábamos viendo señales de otras células y nos dimos cuenta de que si integrábamos ambos conjuntos de señales juntos, podríamos realmente determinar la presencia o ausencia de un tumor y dónde está creciendo el tumor", ha dicho Zhang.
Para desarrollar su nuevo método, los investigadores elaboraron una base de datos de los patrones completos de metilación de CpG de diez tejidos normales diferentes (hígado, intestino, colon, pulmón, cerebro, riñón, páncreas, bazo, estómago y sangre). También analizaron muestras tumorales y de sangre de pacientes con cáncer en el Centro de Cáncer Moores de la UC San Diego para crear una base de datos de marcadores genéticos específicos del cáncer.
Zhang y su equipo examinaron muestras de sangre de individuos con y sin tumores en busca de señales de marcadores de cáncer y patrones de metilación específicos del tejido. La prueba funciona como un proceso de autenticación dual, pues se requiere la combinación de ambas señales, por encima de un corte estadístico, para asignar una coincidencia positiva. "Ésta es una prueba de concepto para trasladar esta investigación a la etapa clínica. Necesitamos trabajar con oncólogos para optimizar y perfeccionar este método", ha concluido Zhang.

miércoles, 8 de febrero de 2017

El cáncer de páncreas ya puede diagnosticarse con un análisis de sangre

LONDRES.- Científicos estadounidenses revelaron en un estudio publicado hoy que un análisis de sangre puede servir ya para diagnosticar el cáncer de páncreas, considerado la lesión oncológica de menor tasa de supervivencia. 

El cáncer de páncreas es uno de los cánceres para los que necesitamos desesperadamente un marcador precoz, dijo el autor principal, Tony Hu.

Se han utilizado distintas técnicas para su detección, pero no funciona demasiado bien dada la naturaleza de este cáncer, añadió. Es muy difícil detectar una señal diagnóstica temprana cuando no hay síntomas, reconoció el especialista.

La detección en la sangre de exosomas que portan en su superficie la proteína denominada EphA2 permite detectar este tipo de cáncer en sus fases más iniciales, explicaron los autores en la revista Nature Biomedical Engineering.

En las enfermedades oncológicas, al igual que en otras muchas, hay una elevación de la cantidad de exosomas en el torrente sanguíneo. Por eso, se debe requerir la presencia de un biomarcador que facilite determinar el origen de los exosomas.

A propósito de ello, los científicos hallaron cómo detectar cuando los exosomas son liberados exclusivamente por las células del cáncer de páncreas.

La técnica consiste en tomar una pequeña muestra de sangre y depositarla en un circuito integrado, conocido como chip.

Como solo las células tumorales de páncreas liberan exosomas con EphA2, el chip alertará mediante un cambio de color visible al microscopio.

Para los autores, el próximo paso será simplificar el método, para que en vez de un microscopio de fluorescencia puedan utilizarse métodos más baratos y asequibles.

Hay un gran interés por trasladar esta nueva tecnología de diagnóstico a la práctica clínica, pero aún se requerirán dos o tres años para lograr su aprobación por las agencias reguladoras, consideró Hu.

jueves, 2 de febrero de 2017

Sugieren permanecer menos tiempo sentados para evitar diabetes

LONDRES.- Investigadores británicos sugieren a las personas en un estudio publicado hoy la necesidad de caminar o estar de pie en un lugar para contrarrestar el peligro de padecer diabetes. 

Como parte de la pesquisa, los autores solicitaron a más de 400 adultos con posibilidad de desarrollar esa enfermedad el uso de monitores de actividad física durante las 24 horas del día de una semana.

A esas personas estudiadas, de 67 años, posteriormente se les comprobó en un análisis de laboratorio cómo su organismo procesaba el azúcar y la insulina, señala un artículo publicado en BMJ Open.

Como resultado, apreciaron un mejoramiento de los marcadores de diabetes tipo 2, dijo uno de los autores Joseph Henson, de la Universidad de Leicester.

En tal sentido, los que sustituían 30 minutos en una silla con pequeños intervalos parados tenían niveles de insulina en ayunas un cuatro por ciento más bajos. Sin embargo, si pasaban ese tiempo sentados, los valores disminuían solo un cinco.

Por su parte, la acción de caminar estuvo relacionada con una diferencia de un 11 por ciento por debajo.

Los resultados se suman a la evidencia de que pequeños cambios en el tiempo sedentario reduciría el riesgo de diabetes, consideró Bethany Barone Gibbs, de la Universidad de Pittsburgh, no participante del estudio.

Según la Organización Mundial de la Salud, la diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

Aproximadamente la mitad de las muertes atribuibles a la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre) tienen lugar antes de los 70 años de edad, añade la agencia.

Según sus proyecciones, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.

lunes, 30 de enero de 2017

Los casos de cáncer en España superan ya los previstos para 2020

MADRID.- La incidencia del cáncer en España ha aumentado mas de lo previsto, ya que en 2015 se registraron 247.771 nuevos casos, lo que supone que se han sobrepasado en más de mil las estimaciones hechas para 2020, basadas en el crecimiento demográfico.

Son algunos de los datos ofrecidos en la antesala del Día Mundial del Cáncer, el 4 de febrero, por parte de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) en una rueda de prensa, en la que se ha justificado este aumento por el envejecimiento de la población (los habitantes viven más y nacen menos), además de otros factores de riesgo como tabaco, alcohol, obesidad y sedentarismo.
Estos últimos son, según Miguel Martín, presidente de SEOM y jefe de servicio de Oncología Médica del Gregorio Marañón de Madrid, "los cuatro jinetes del apocalipsis del cáncer", y estos factores influyen en gran medida en que se diagnosticaran más casos de cáncer en hombres que en mujeres: 148.827 en hombres y 98.944 en mujeres.
En ellos hay más incidencia de tabaquismo y alcoholismo, y además influyen para la aparición del cáncer causas genéticas, biológicas y de hábitos de vida.
Hay otras causas que favorecen la enfermedad en ambos sexos y que se podrían evitar, como las infecciones víricas (el virus de la hepatitis C o el papiloma virus).
Las estimaciones de la SEOM en cuanto a la incidencia del cáncer para 2020 se realizaron hace ocho o diez años, con lo que en el envejecimiento de la población ha podido influir el que en esos momentos hubiera más inmigrantes en España.
Según Martín, ha habido una "fuga" de población inmigrante ante la crisis económica y hay que tener en cuenta que en general es más joven que la española.
El aumento en el riesgo de desarrollar un tumor, asociado a la edad, crece exponencialmente en el intervalo de los 55 a los 59 años, sobre todo en hombres
Los tipos de cáncer más diagnosticados en 2015, sumando ambos sexos, fueron colorrectal (41.441 casos), próstata (33.370), pulmón 28.347), mama (27.747) y vejiga (21.093).
"La situación actual en España es tal que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres va a tener un cáncer de algún tipo a lo largo de su vida", según Martín, quien ha insistido en que eso no quiere decir que se vayan a morir del cáncer.
Las cifras de supervivencia de los pacientes con cáncer (una media de un 53 % a los cinco años) también han mejorado, aunque esta mejoría se debe, fundamentalmente, a los progresos obtenidos en algunos tumores como mama o colon, ya que en otros cánceres los porcentajes son mas bajos.
La mortalidad por cáncer en el año 2014 en España fue de 106.039 fallecimientos (65.019 varones y 41.020 mujeres), y los tumores responsables del mayor número de muertes fueron el de pulmón (21.220) y el colorrectal (15.449), seguidos a una gran distancia del de páncreas (6.278), mama (6.213) y próstata (5.855).
El cáncer, en algunos segmentos de edad, se ha convertido en la primera causa de muerte al retroceder la mortalidad por enfermedades cardiovasculares.
Pero los especialistas insisten en un dato de enorme trascendencia. Un tercio de los cánceres podrían evitarse: "Hay gente que piensa que el cáncer es un azar y es inevitable y al que le toca le toca, pero esto no es cierto porque cuando se reducen los factores de riesgo se reducen los cánceres asociados al mismo", según Martín.
La clave está en los hábitos de vida saludables, como hacer ejercicio de forma regular, reducir al mínimo el alcohol, no fumar y evitar la obesidad.
Menos cáncer supondría además, según el experto, menos problemas económicos, porque tratarlo "es muy caro a nivel de estancia hospitalaria" -el cáncer fue la tercera causa de ingresos en 2015 (en total fueron tres millones y medio) y las terapias son largas.
Los españoles tienen acceso a todos los tratamientos eficaces por ahora, según Martín, quien ha mostrado no obstante su temor de que esto "no se pueda mantener en el futuro" porque las terapias cada vez son "más costosas" y el Sistema Nacional de Salud necesita un cambio ya" para que sea menos rígido y burocratizado.
Haría falta, en su opinión, abrir un debate sobre los beneficios, "a veces exagerados" de los medicamentos para tratar el cáncer, en el que deberían participar la Administración, la industria farmacéutica, los pacientes y los oncólogos para llegar a un consenso y ver cómo se puede arreglar el problema.

jueves, 12 de enero de 2017

Así ataca el estrés al corazón

NUEVA YORK.- El estrés es un mecanismo humano para activarnos frente a un peligro pero las amenazas cotidianas. Las respuestas psicofisiológicas, en general son de tipo involuntario, como las anteriores, y algunas de ellas son el aumento de la tasa cardíaca, la presión sanguínea o la actividad respiratoria.

Es de sobra conocido, aunque poco estudiado, que existe una relación entre el estrés y la salud. En general, se sabe que es el principal factor causante de trastornos psicológicos, y uno de los principales factores causales o de riesgo de las alteraciones fisiológicas leves como son los eccemas, la caída del pelo, el insomnio, dolor de cabeza, y graves como es el aumento del riesgo cardiovascular.

Un estudio dirigido por investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés) y la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí (ISSMS, por sus siglas en inglés) ha vinculado, por primera vez en los seres humanos, la actividad en una estructura sensible al estrés dentro del cerebro al riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los hallazgos del equipo, que se detallan en la revista 'The Lancet', revelan una vía que dirige desde la activación de esa estructura --la amígdala-- pasando por un incremento de la actividad del sistema inmune a una mayor incidencia de eventos cardiovasculares."Aunque el vínculo entre el estrés y las enfermedades del corazón se ha establecido desde hace mucho tiempo, no se ha entendido por completo el mecanismo que media en el riesgo", dice el líder de la investigación, Ahmed Tawakol, codirector del Programa Cardiaco MR PET CT en la División de Cardiología del MGH.

"Los estudios en animales han demostrado que el estrés activa la médula ósea para producir glóbulos blancos, lo que conduce a la inflamación arterial, y este trabajo sugiere que existe una vía análoga en los seres humanos. Además, este análisis identifica, por primera vez en modelos animales o humanos, la región del cerebro que vincula el estrés con el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular", añade.

El artículo presenta dos estudios complementarios. El primero, realizado en el MGH, analizó los datos de imágenes y registros médicos de casi 300 personas que tenían imágenes cerebrales de PET/CT, principalmente para el cribado del cáncer, utilizando un radiofármaco llamado FDG que mide la actividad de áreas dentro del cerebro y refleja la inflamación dentro de las arterias. Ninguno de los participantes en ese estudio tenían cáncer activo o enfermedad cardiovascular en el momento de la imagen y cada uno tenía información en sus expedientes médicos de por lo menos tres visitas clínicas adicionales durante entre dos y cinco años después de las imágenes.

El segundo estudio, realizado en el 'Translational and Molecular Imaging Institute' (TMII) en ISMMS en Nueva York, Estados Unidos, incluyó a 13 individuos con antecedentes de trastorno de estrés postraumático, que fueron evaluados para determinar sus niveles actuales de estrés percibido y se sometieron a escáneres de FDG-PET para medir tanto la actividad de la amígdala como la inflamación arterial.

Entre los participantes en el estudio longitudinal más amplio, 22 experimentaron un evento cardiovascular --como ataque al corazón, accidente cerebrovascular o episodios de angina-- en el periodo de seguimiento; y el nivel previo de actividad en la amígdala predijo fuertemente el riesgo de un evento cardiovascular posterior. Esta asociación siguió siendo significativa después de controlar los factores de riesgo cardiovascular tradicionales y la presencia de aterosclerosis sin síntomas en el momento de la formación de imágenes.

La asociación se hizo aún más fuerte cuando el equipo utilizó una definición más estricta de eventos cardiovasculares: eventos cardiovasculares adversos importantes. La actividad de la amígdala también se asoció con el momento de los eventos, ya que aquellos con los niveles más altos de actividad sufrieron eventos antes que aquellos con menor elevación extrema. Una mayor actividad de la amígdala se relacionó asimismo con la actividad elevada del tejido formador de células sanguíneas en la médula ósea y el bazo y al aumento de la inflamación arterial.

En el estudio más pequeño, los niveles de estrés actuales de los participantes estaban fuertemente asociados con la actividad amígdala y la inflamación arterial. El vicepresidente de Investigación del Departamento de Radiología y director de TMII en ISMMS en Nueva York, Zahi A. Fayad, destaca: "Este trabajo pionero proporciona más evidencia de una conexión corazón-cerebro, al esclarecer un vínculo entre la actividad metabólica en reposo en la amígdala, un marcador de estrés y sucesivos eventos cardiovasculares independientemente de los factores de riesgo cardiovascular establecidos. También mostramos que la actividad de la amígdala se relaciona con un mayor estrés percibido asociado y un aumento de la inflamación vascular y la actividad hematopoyética".

Tawakol añade: "Estos hallazgos sugieren varias posibles oportunidades para reducir el riesgo cardiovascular atribuible al estrés. Sería razonable aconsejar a las personas con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular que consideren emplear enfoques de reducción del estrés si se sienten sometidos a un alto grado de estrés psicosocial. Sin embargo, todavía se necesitan grandes ensayos para confirmar que la reducción del estrés mejora el riesgo de enfermedades cardiovasculares".

"Además, la manipulación farmacológica de médula ósea-amígdala-eje arterial puede proporcionar nuevas oportunidades para reducir las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los trastornos inflamatorios, como la artritis reumatoide y la psoriasis. Por ello, será importante evaluar si calmar este mecanismo de estrés produce beneficios en esas enfermedades también", concluye.

miércoles, 11 de enero de 2017

La Comisión Europea limita la exposición a siete sustancias para evitar cánceres laborales

BRUSELAS.- La Comisión Europea (CE) presentó un plan de acción para reducir el riesgo de contraer enfermedades profesionales como ciertos tipos de cáncer asociados a la exposición a determinados componentes químicos o ambientales, para lo que propone limitar la exposición a siete sustancias.

Cada año mueren cerca de 160.000 personas en el territorio de la UE por enfermedades llamadas profesionales, derivadas de una exposición industrial o ambiental fruto de la actividad laboral, una lacra que Bruselas busca atajar con una serie de acciones "clave".
Entre ellas, propone fijar límites de exposición y otras medidas para siete carcinógenos químicos, que deberán respetar los empleadores y supervisar las autoridades.
En un listado publicado hoy, la CE detalla los sectores afectados por estas sustancias asociadas al desarrollo de diversos tipos de cáncer, entre los que se encuentran diversas industrias, como la producción de resina, de papel, de plástico, poliuretano o aluminio, y las enfermedades a las que se vincula la exposición de los componentes.
En esa lista figuran sustancias como la epiclorhidrina, utilizada en la producción de papel y asociada al riesgo de desarrollar cáncer de pulmón -a la que están expuestos 40.000 trabajadores en toda la UE-, o aceites de motor asociados al cáncer de piel y a la que están expuestos en total un millón de empleados, según la CE.
En España, más de un millón de trabajadores están expuestos a estas siete sustancias.
Gracias a una limitación en la exposición a aceites de motor, la CE espera que de aquí a 2069 se salve un mínimo de 880 vidas, haya 90.000 casos menos de cáncer y se reduzcan los costes sanitarios entre 300 y 1.600 millones de euros.
El tiempo entre la exposición al cancerígeno y el desarrollo de la enfermedad puede ser de hasta cincuenta años, aclara la CE.
Según la CE, una de cada tres pequeñas empresas no evalúa los riesgos en el trabajo, para lo que ha publicado una serie de consejos prácticos destinados especialmente a pymes y microempresas y centrados en los riesgos psicosociales o los propios del envejecimiento.
La comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen, explicó que la propuesta es "un plan de acción preciso" para "adaptar" la política de salud y seguridad laboral al siglo XXI, "que sea clara, puesta al día y aplicada eficazmente sobre el terreno".
La definición de nuevos límites de exposición de siete sustancias cancerígenas, permitirá "mejorar la protección de cuatro millones de trabajadores en Europa", aseguró.
Thyssen destacó que desde 2008, el número de trabajadores fallecidos como consecuencia de un accidente de trabajo se redujo cerca de un 25 % y el porcentaje de empleados que ha declarado un problema de salud causado o agravado por el trabajo ha caído un 10 %.
"Esta es una prioridad política para la comisión y la acción mejorará la aplicación de las normas sobre el terreno, especialmente en cuanto a la evaluación de los riesgos en las pequeñas empresas", declaró.
La comisaria explicó que el Ejecutivo comunitario trabajará con los Estados miembros para eliminar o actualizar las normas obsoletas en los próximos dos años, con el objetivo de "simplificar y reducir las cargas administrativas".
En mayo de 2016 la CE ya propuso reducir la exposición de los trabajadores europeos a trece carcinógenos químicos, mediante la modificación de una directiva de 2004, una lista que seguirá ampliando en el futuro.

lunes, 9 de enero de 2017

Alertan de que el cáncer de próstata puede aparecer hasta 10 años antes de diagnosticarse


MADRID.- El especialista en Urología en la Consulta del Doctor Bucar, Santiago Bucar Terrades, ha alertado de que el cáncer de próstata puede aparecer hasta 10 años antes de detectarse, por lo que ha destacado la importancia de diagnosticarlo precozmente para aumentar las posibilidades de curación. 

Se trata del segundo tumor maligno más frecuente en el hombre, tras el de piel. Los principales factores de riesgo son la edad, especialmente a partir de los 50 años, y contar con familiares de primer grado que lo hayan padecido antes de los 70 años.
En este punto, el experto ha explicado que la elevada incidencia no se debe al aumento de la presencia del tumor sino que al hecho de que cada día se diagnostican más casos en fases iniciales de la enfermedad.
“Es en edades jóvenes cuando existe riesgo para la supervivencia y la calidad de vida, y es solo entonces cuando podemos aplicar tratamientos curativos. Al ser un cáncer de progresión lenta, hemos de tener en cuenta que este tumor diagnosticado a los 70 años (posiblemente en un estado ya avanzado), se ha podido iniciar incluso 10 años antes, momento en el cual hubiese sido plenamente curable. Pocas enfermedades malignas pueden diagnosticarse de forma precoz y, por tanto, curarse de forma tan sencilla y rápida”, ha explicado el también miembro de Saluspot.
Ahora bien, este tumor no da síntomas, por lo que ha advertido de que si los pacientes se esperan a tener síntomas urinarios para hacer la prevención, puede ser que no se llegue “a tiempo” para diagnosticarlo precozmente.

Tratamientos

“Existe una tendencia a infravalorar la importancia de la exploración (tacto rectal), para basarse únicamente en el PSA para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata. Nada más lejos de la realidad. Es cierto que la mayoría de tumores malignos de la próstata aumentan el PSA, pero también es cierto que un porcentaje nada despreciable no lo hace. Estos tumores de próstata que no aumentan el PSA suelen ser más agresivos. Hay que reforzar la actitud de realizar siempre un tacto rectal si queremos una correcta prevención”, ha comentado.
Para tratarlo, el doctor ha informado de que actualmente existen tres terapias, dos para la curación radical (cirugía y radioterapia) y una para tratamiento paliativo (tratamiento hormonal). En concreto, la cirugía se basa en la extirpación de la totalidad de la glándula prostática y puede realizarse mediante cirugía abierta, laparoscópica o robótica.
“Hoy en día, cualquiera de las tres técnicas son de correcta indicación, dependerá exclusivamente de la experiencia del cirujano el aplicar una u otra. La radioterapia puede aplicarse de forma externa o implantando semillas radiactivas directamente en la próstata en pacientes que reúnan unas características concretas (braquiterapia)”, ha apostillado.
Finalmente, el doctor Bucar se ha referido al tratamiento hormonal, una inyección intramuscular de un fármaco de forma trimestral o semestral. La tolerancia a esta terapia es “buena” y consigue frenar la enfermedad en la mayoría de casos, aunque no se trata de una terapia curativa, dado que su efecto no es indefinido. “En definitiva, el cáncer de próstata es una enfermedad mortal y frecuente, pero prevenible y curable si somos conscientes de ello”, ha zanjado.

sábado, 7 de enero de 2017

Instituto de New York prueba una vacuna cubana contra el cáncer

NUEVA YORK.- El Instituto para el Cáncer Roswell Park, de Nueva York, aplica hoy pruebas con una vacuna cubana, después de recibir la autorización de la Agencia de Drogas y Alimentos (FDA) para ejecutar el ensayo clínico. 

Las pruebas de la vacuna, que se hace conjuntamente con el Centro de Inmunología Molecular (CIM) de La Habana, se harán entre 90 pacientes inscritos y durará al menos tres años.

Es la primera vez que un centro de salud de Estados Unidos recibe la autorización de la FDA para patrocinar un ensayo clínico que ofrece una terapia fabricada en Cuba a pacientes estadounidenses.

La presidenta del Instituto para el Cáncer Roswell Park, Candance S. Johnson, se mostró entusiasmada con esta nueva vacuna y aseguró que cree que la colaboración entre ambas comunidades científicas 'algún día no solo nos ayudará a tratar el cáncer de pulmón, sino que posiblemente podríamos evitarlo'.

La vacuna, que fue desarrollada para el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico, es única en la forma en que funciona. En vez de estar dirigido contra el propio tumor, se dirige al factor de crecimiento epidérmico (EGF) que necesitan las células de cáncer de pulmón para desarrollarse. Este simple enfoque hace que la vacuna sea barata de producir y fácil de administrar', explicó la doctora Johnson.

Los especialistas del instituto neoyorquino consideran que la vacuna cubana, identificada como CIMAvax, puede ser eficaz contra otros tipos de cánceres epiteliales, incluyendo cabeza y cuello, colón, mama, próstata y cáncer de páncreas.

El Instituto para el Cáncer Roswell Park estudia en sus laboratorios otros productos cubanos producidos en el CIM.

miércoles, 4 de enero de 2017

La contaminación causa 6,5 millones de muertes al año

GINEBRA.- La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, el director ejecutivo del Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (ONU), Erik Solheim, y el secretario general de la Organización Meteorólogica Mundial (OMM), Petteri Taalas, han publicado una carta en la que avisan de que la contaminación del aire causa cada año 6,5 millones de muertes en todo el mundo.

Además, si a esto se añade la contaminación del agua, el suelo o el cambio climático, la cifra de fallecimientos por enfermedades asociadas a estas causas se eleva hasta los 12,6 millones de personas, lo que supone una de cada cuatro muertes que se registran cada año a nivel mundial.
"Los cambios climáticos amenazan con socavar todas las condiciones ambientales de las que depende la vida de las personas como, por ejemplo, el agua, la comida o la vivienda. En 2050, el 66% de la población mundial vivirá en zonas urbanas que, a menudo, están contaminadas", han alertado los expertos.
Se trata de unos riesgos ambientales para la salud que, tal y como han recordado, son "demasiado complejos" como para ser abordados desde una perspectiva "simplista". Por ello, han destacado la importancia del 'Programa 2030 para el Desarrollo Sostenible' y de la 'Declaración Ministerial de Marrakech sobre Salud, Medio Ambiente y Cambio Climático', en la que se reconoce que no existe "ningún mecanismo global" para proteger "al planeta" y, por ende, la salud de la población.
Ahora bien, los expertos han comentado que algunas intervenciones como, por ejemplo, reducir las emisiones contaminantes de los vehículos o invertir en los medios de transporte pueden ayudar a salvar vidas, y han recordado que ciudades como Atenas, Madrid, México y París van a prohibir los vehículos diesel en el año 2025. Asimismo, Benin, Costa de Marfil, Ghana, Nigeria y Togo se han comprometido a introducir combustibles con bajo contenido de azufre a partir del próximo mes de julio.
Unas iniciativas que podrán evitar más de 2,4 millones de muertes al año y reducir en 2050 en 0,5 grados centígrados el calentamiento global. Por todo ello, los representantes de las tres organizaciones han insistido en la necesidad de que todos los países se comprometan en implantar medidas para reducir la contaminación ambiental porque, tal y como han recordado, no sólo afecta a la salud de la población, sino que también supone un incremento en el gasto sanitario.
"Cada uno de nosotros vamos a aportar nuestros conocimientos, ya sea en el clima, la salud o el medio ambiente. OMM, a través de los organismos meteorológicos nacionales y de su red de estaciones terrestres y de teledetección, proporcionará los datos esenciales sobre el clima y las condiciones de calidad del aire, y facilitará la prestación de servicios meteorológicos y climáticos relacionados. 
El PNUMA trabajará con los ministerios de Medio Ambiente y otros responsables de las políticas clave de los estados miembros para ayudar a prevenir y revertir la degradación del medio ambiente. Y la OMS supervisará y evaluará las exposiciones de salud y los impactos sobre la salud, además de proporcionar consejos sobre la forma de reducirlos", han zanjado.

lunes, 2 de enero de 2017

Las enfermedades se programan en el vientre de la madre, según expertos

BARCELONA.- Los hábitos de salud y de alimentación que mantienen las madres durante el embarazo, junto al tipo de parto con el que nazca el niño y el consumo que haga después de leche materna, condicionarán la futura salud del menor durante toda su vida.

Así lo defienden, en una entrevista, el especialista en Psiconeuroinmunología Xavi Cañellas y el nutricionista y dietista Jesús Sanchís, que han publicado recientemente el libro “Niños sanos, adultos sanos” (Plataforma Editorial). Los dos profesionales del campo de la salud asumen que ellos mismos sufren enfermedades originadas en el vientre de su madre y por este motivo ahora se ocupan de divulgar las claves para conseguir que “todos los niños, aunque no hayan tenido las condiciones óptimas para conseguir una buena salud al nacer, puedan ser reprogramados”.
Su libro, con más de 1.000 referencias científicas, transmite la idea de que si las personas cuidan su alimentación, gestionan su estrés y se ocupan de mantener su flora intestinal en buen estado pueden conseguir revertir su salud.
“En las últimas décadas, la despreocupación de la salud, la mala alimentación y el abuso de antibióticos han hecho que aparezcan nuevas enfermedades como alteraciones alérgicas, asma, intolerancias y patologías autoinmunitarias, entre otras”, afirma Cañellas, que es también investigador-colaborador del Instituto de Investigación Biomédica del Hospital Josep Trueta, de Gerona.
Cañellas apunta que “no es normal que los niños tengan alergia, que antes de los cinco años ya hayan tomado varias dosis de antibiótico o que los jóvenes tengan acné”. Según el psiconeuroinmunólogo, tampoco es normal encontrar niñas con nueve o diez años que ya tengan la menstruación, hecho que relaciona con la salud de la madre durante los meses de embarazo: “Por este motivo son tan importantes estos meses, porque están marcando la vida adulta”.
Dado que las previsiones de salud para las próximas décadas empeoran y que “en el año 2030 los niveles de diabetes tipo 2 no se podrán mantener para la salud pública”, según augura Cañellas, “debemos generar un cambio de hábitos, primero nosotros mismos y luego en casa”, recomienda.
El problema, explican los autores de libro, es que nos hemos creído ciertas recomendaciones al pie de la letra. “No hay evidencia científica seria que demuestre que es mejor comer seis veces al día o que el desayuno sea la comida más importante del día“, subraya Cañellas, que apuesta por la flexibilidad alimentaria como el mejor camino para conseguir una buena salud.
“Siempre que se pueda recomendamos comer productos de proximidad, ecológicos, de temporada y naturales”, admite Sanchís, que reconoce que estos alimentos suelen ser caros y que, aunque no se puedan cumplir todos los requisitos, pide que por lo menos sean fruta y verdura.
El libro, que incluye un capítulo sobre nutrición, enumera los alimentos que deberíamos tomar con frecuencia, además de rechazar con rotundidad la actual pirámide alimenticia, ya que “resulta insultante que en una pirámide encargada de dar recomendaciones a la población haya productos como las golosinas o bebidas como el alcohol y el vino”, argumenta Sanchís.
Los fármacos también forman parte del libro, en el que los dos especialistas explican que debemos tomar los mínimos necesarios ya que, aunque gracias a ellos se salvan muchas vidas, también provocan muchos efectos secundarios.
“Que tengas dolor de cabeza no quiere decir que necesites paracetamol. Si precisas ansiolíticos o antidepresivos para tirar adelante, primero hay que saber qué es lo que provoca este cuadro clínico”, opina Sanchís, que está elaborando su tesis doctoral en el departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Científicos españoles descubren un nuevo método contra las metástasis

BARCELONA.- Las células tumorales necesitan grasa para expandirse y con el aislamiento de la proteína que capta esta grasa las metástasis se reducen, según han descubierto científicos del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) de Barcelona.

El principal investigador del grupo 'Células madre y cáncer' del IRB, Salvador Aznar Benitah, ha explicado hoy en una rueda de prensa que sus ensayos con ratones con cáncer han demostrado que una dieta más rica en grasas acelera la metástasis hasta un 15 % y hace que ésta sea más agresiva.
Aznar ha revelado que su primer objetivo en la investigación fue encontrar las células causantes de la metástasis e indicar sus propiedades.
Entonces encontraron que la proteína CD36, que es la receptora de los ácidos grasos, está presente en niveles muy altos en las células tumorales.
Tras esta investigación, que publica hoy la revista científica 'Nature', los profesionales probaron una terapia, hasta ahora solo en ratones, que consiste en aplicar anticuerpos a esta proteína para bloquear la puerta de entrada de estas grasas.
Con la aplicación de la terapia han comprobado que en entre un 10 y un 15% de los casos la metástasis desaparece completamente y en los casos que no desaparece su extensión reduce casi de un 90%.
Aznar ha explicado que actualmente estas terapias solo se han aplicado en ratones y que aún no están preparadas para suministrarse a los pacientes, aunque ya hay una acuerdo con una empresa que se encargará de generar anticuerpos terapéuticos para que se pueda comprobar su efectividad en pacientes afectados por metástasis.
El investigador ha destacado que en un primer momento probaría la terapia con los pacientes con cáncer de boca, ya que es uno de los más agresivos y en algunos casos deja de responder a las terapias existentes, y en una segunda fase la haría con los que padecen cáncer de piel, de vejiga, de ovario, de pulmón y algunos cánceres de mama.
La metástasis se encarga de afectar otras zonas del cuerpo diferentes de donde se ha encontrado el tumor original, por lo que este estudio indica que si se eliminara esta proteína, encargada de la metástasis, el tumor solo podrá crecer en el tejido de donde es originario, pero no podrá reproducirse en otros tejidos.
"Hay estudios que apuntan que un tercio de la población, en 2020, será obesa, ya que cada vez consumimos más ácidos y grasas saturadas" y que por lo tanto "si tenemos un tumor con potencial a desarrollar metástasis si se alimenta de lípidos puede incrementar su crecimiento", ha advertido Aznar.
El investigador ha indicado que "hay estudios que indican que la gente obesa y la gente con diabetes tienen más posibilidades de generar metástasis".
La investigación ha contado con la participación del Instituto de Investigación del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, que ha cedido cerca de 40 tumores de pacientes que han sido analizados en el proceso de investigación.
La doctora de este instituto del Vall d'Hebron, Coro Bescós, ha expresado la importancia de colaborar en esta investigación ya que "la metástasis supone un problema para la salud pública y la mayoría de estos tumores se detectan cuando ya se ha producido la extensión del tumor".
Bescós ha indicado que "el 90 % de los pacientes se salvarían si se aplicara esta terapia" y que actualmente "pese a las nuevas tecnologías la posibilidad de sobrevivir de estas personas es del 50 %".
Aunque los investigadores están contentos con los resultados conseguidos hasta ahora, Aznar ha concluido que para conseguir una aplicación terapéutica real en personas con metástasis se necesitan entre cinco y diez años de ensayos clínicos y pruebas.

martes, 6 de diciembre de 2016

Pulmón, colorrectal y mama, los cánceres más letales

MADRID.- En España murieron el pasado año 110.491 personas a causa del cáncer, enfermedad de la que se registraron  un total de 303.809 nuevos casos y los tumores más letales fueron los de   pulmón, colorrectal y mama, que se llevaron la vida de 44.877 personas.

Son datos que se extraen del estudio "Carga  global de enfermedad" publicado en la revista JAMA Oncology, en el que han participado más de un centenar de países, entre ellos España, y más de 1.000 investigadores de todo el mundo, que hace una descripción global de   la epidemiología y distribución del cáncer en 195 estados.

Tras las enfermedades cardiovasculares, el cáncer fue la segunda causa de muerte en el mundo el pasado año, con 8,7 millones de fallecimientos y 17,5 millones de nuevos casos, mientras su carga de morbilidad continuó siendo mayor en los países más desarrollados.

De hecho, el 44% de todos los nuevos casos mundiales de cáncer y el 34% de todas las muertes por cáncer se concentran en los países de mayor desarrollo como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania.

Esto se debe a que en los países pobres las distintas enfermedades infecciosas, la mortalidad infantil y maternal, la desnutrición y otras enfermedades impiden una alta esperanza de vida en la población, con lo que el cáncer, que está asociado generalmente a edades tardías, no tiene tiempo ni de aparecer.

Lo explica uno de los investigadores españoles que ha participado en el estudio y que trabaja en el departamento de Medicina de la Universidad de Valencia, Ferrán Catalá, quien abunda en que en los países ricos esas patologías mortales de las regiones subdesarrolladas están controladas de forma que las personas viven más y el cáncer juega un papel muy importante.

"Es en los países ricos, donde están controladas muchas enfermedades, el fenómeno del cáncer está asociado también al estilo de vida, factores medioambientales o hábitos como el tabaquismo o alcohol, por eso es más frecuente la aparición del cáncer, aunque eso no quiere decir que la enfermedad no afecte también a las regiones más desfavorecidas", abunda el experto.

Los resultados en España son similares a los de los países de su entorno, según el estudio que ha sido coordinado por el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (IHME por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington (Estados Unidos).

El cáncer de pulmón es el que provocó más fallecimientos en 2015 (20.944), seguido del colorrectal (16.376), el de mama (7.558), el de próstata (7.391), estómago (6.616), páncreas (6.183), vejiga (5.647), hígado (5.209), leucemia (4.791) y otras neoplasias (4.314).

Entre las mujeres, el cáncer de mama fue el más común y el más letal con 7.410 muertes, además, los nuevos casos han aumentado desde 1990 cuando se registraron 14.724 hasta el pasado año, que ascendieron a 36.754.

En ese mismo periodo de tiempo, los fallecimientos por cáncer de pulmón aumentaron entre las mujeres en un 128,9 % al pasar de 1.645 a 3.765, en tanto que los decesos por tumor de estómago disminuyeron un 16,5 % (3.146 a 2.625).

El estudio indica que si bien entre los hombres el cáncer de próstata sumó el mayor número de nuevos casos, el de pulmón fue el más mortal (17.179 muertes), mientras que las muertes por cáncer colorrectal aumentaron en un 111,2 % hasta las 9.455, un número que en 1990 se situó en 4.477.

Según los datos publicados, en los últimos 25 años los nuevos casos de cáncer colorrectal en ambos sexos han pasado de 16.082 a 39.227.

Catalá explica que los resultados de este estudio "son muy importantes a la hora de informar a los gobiernos para tener una visión descriptiva y global de cuál es la situación del cáncer en el   mundo".

domingo, 27 de noviembre de 2016

Descubren que la piel de las aceitunas reduce los tumores intestinales

BARCELONA.- El grupo de investigación de Biología de Sistemas Integrativa, Metabólica y Cáncer de la Universidad de Barcelona (UB) ha descubierto que las propiedades que contiene la piel de las aceitunas reduce notoriamente los tumores intestinales.

La principal investigadora, Marta Cascante, ha explicado que esta parte de las aceitunas actualmente no tiene aprovechamiento y que ella siempre ha pensado "que debía hacer algo para ayudar a las personas que tienen tendencia a generar pólipos intestinales en el colon y el recto".
El estudio de Cascante, que fue galardonado el pasado jueves con el premio del Consejo Social y Fundación Bosch i Gimpera (FBG) en la categoría Antoni Caparrós al mejor proyecto de transferencia de conocimiento, está encaminado a desarrollar un suplemento alimenticio para las personas afectadas.
Este suplemento, de carácter natural por estar elaborado con los desechos de las aceitunas que quedan tras la producción de aceite, ayudará a reducir los tumores intestinales además de "generar un valor aprovechando los residuos de la industria alimentaria", ha augurado Cascante.
La investigadora ha argumentado la importancia de elaborar un producto de este tipo porque las personas que sufren estos pólipos intestinales tienen que someterse durante toda su vida a controles muy exhaustivos y a varias extracciones de pólipos para evitar que se transformen en tumores.
"En algunos casos, desgraciadamente, el problema no se solventa hasta terminar con una colectomía", ha añadido Cascante, que ha reivindicado la necesidad de investigar tratamientos "para esta enfermedad minoritaria".
Hasta el momento, las investigaciones han sido con ratones, a los que se les ha suministrado durante seis semanas el compuesto de pieles de aceituna para comprobar si la reducción de los pólipos intestinales era efectiva, con lo que se ha podido demostrar una reducción del 45 por ciento.
Cascante ha subrayado que el tema del reciclaje y la reutilización es "un tema de futuro" y que cada vez el interés por intentar extraer un producto reutilizado de materiales que son considerados como desecho es mayor.
"Este proyecto es importante porque si el producto que consigues proviene de productos actualmente considerados como residuos, el valor es doble: ambiental y social", ha concluido la investigadora de la UB.
En este momento, el proyecto está preparado para pasar a una fase de ensayo clínico, en manos de la empresa Biomaslínic y de otras empresas de su entorno, que han sido los que han aportado una mayor financiación al proyecto de Marta Cascante.
La premiada también ha anunciado que, en la misma línea, está trabajando con muy buenos resultados en la reutilización de una parte de las uvas, aunque ha explicado que este proyecto no ha tenido tanta suerte como el de las aceitunas.
"Estamos buscando una empresa que le interese y nos ayude con el proyecto de convertir los residuos de la uva en productos para la salud intestinal", ha reconocido.
Además del estudio de Cascante, la Fundación Bosch i Gimpera también premió el jueves a Benjamí Oller por el mejor artículo publicado en una revista científica sobre el diseño de una molécula a partir del veneno de una abeja, y a José Manuel Blecua por el mejor artículo en una revista de humanidades y ciencias sociales por un trabajo sobre crecimiento urbano e infraestructuras.
Igualmente fue premiada Minoryx Therapeutics como la mejor empresa innovadora por sus investigaciones de nuevos fármacos para enfermedades raras de la infancia y adolescencia, mientras que el mejor proyecto de transferencia de conocimientos fue para la exposición de Mireia Freixa sobre el Modernismo en las artes industriales.